Exfoliación corporal

Usar un exfoliante con regularidad ayuda a eliminar las toxinas y los aceites acumulados de los poros, lo que previene el acné y los vellos encarnados.

Frotar también elimina la piel muerta y aumenta la circulación sanguínea, lo que mantendrá su piel con un aspecto suave, terso y radiante.